Turismo de naturaleza

La Venezuela de Antier

Mérida, Julio 2018.-

El Universal - El fundador de este y otros parques temáticos de Venezuela, Alexis Montilla, se muestra optimista y le recomienda a los venezolanos reinventarse.

Alexis Montilla nació en 1944, en Chachopo, estado Mérida, pero nada da pistas de su edad, su personalidad refleja una juventud intacta. No es un día cualquiera, esa misma tarde recibe el Mara de Diamante, tal vez uno de los reconocimientos más importantes de Venezuela, pero no tiene problema en subirse a un Jeep para darnos un recorrido por uno de sus parques, esos que han regalado recuerdos felices a generaciones enteras de venezolanos. El vehículo se pone en marcha y comienza la conversación. 

- ¿Cómo ve usted hacia adelante? ¿Cómo debe ser el turismo en Mérida? 
 
-Es de lo más sencillo, el turismo hay que hacerlo con el corazón ¿que es necesario el dinero? Sí, es necesario, pero la persona tiene que dar el corazón y hacerlo con esa pasión, así sea un pastel, hacer una mantecada, asar una carne en cualquier lugar de Venezuela, hágalo con corazón para que vea que va a tener un éxito rotundo. 
 
- Quiero pedirle un mensaje para toda esa gente que está trabajando en esta Venezuela de hoy, que tiene en un proyecto, un sueño como usted lo tuvo, que está luchando contra las adversidades pero tiene fe en nuestro país. ¿Usted qué les recomienda?
 
 -Yo le digo a mis 35 millones de compañeros de trabajo venezolanos que este es el país más hermoso del mundo, no hay otro como este, y aquí no me van a decir mañana que no hicieron nada porque no estudiaron, o porque no tienen plata, o porque tienen mala suerte, aquí desde que nacemos tenemos que hacer algo en nuestra vida por nuestro país tan hermoso. Y finaliza la entrevista diciendo, "yo desde niño comencé a hacer esto y le digo a toda mi gente venezolana que no se me quede ninguno sentadito, todos tenemos que hacer muchas cosas hermosas, no hay excusas. Solamente para hacer de nuestro país lo que queramos tenemos que tener 4 cositas nada más: la mente, el corazón y dos H mayúsculas, una de honestidad y otra de humildad, con esas cuatro vainas el que está arriba nos ayuda para lo que usted quiera".
 
Fuente: ElUniversal / @eduardomonzn