Billo Frómeta tiene un rincón en La Montaña de los Sueños

A propósito del centenario del nacimiento de Luis María Frómeta, Alexis Montilla, creador de los famosos parques temáticos, quiso dedicarle un espacio al maestro, idea que surgió de su nieto Mario Montilla, amante de la música bailable de los años 40, 50,60,70 y 80.

NORA SÁNCHEZ |  EL UNIVERSAL

domingo 27 de marzo de 2016 
 
Mérida.- El parque temático "La Montaña de los Sueños", enclavado en las montañas de Chiguará, municipio Sucre del estado Mérida, rindió homenaje al maestro Billo Frómeta, inaugurando un rincón dedicado a este músico fundador de reconocidas orquestas con las que han bailado varias generaciones.

A propósito del centenario del nacimiento de Luis María Frómeta, Alexis Montilla, creador de los famosos parques temáticos, quiso dedicarle un espacio al maestro, idea que surgió de su nieto Mario Montilla, amante de la música bailable de los años 40, 50,60,70 y 80.

El Miércoles Santo, en medio de los turistas que visitaban las instalaciones del parque, la familia Montilla inauguró "El Rincón de Billo" y al mismo asistió una de sus hijas, Magdalena Frómeta.

Visiblemente emocionada por lo que contiene el rincón dedicado a su padre, Magdalena Frómeta dijo sentirse feliz porque en el centenario de su nacimiento, sólo las ciudades de Barquisimeto y Mérida le han hecho homenaje a su padre, mientras que la ciudad de Caracas, "su eterna enamorada, no le ha hecho nada".

Frómeta expresó su agradecimiento por la deferencia a su padre y dijo que el mismo es un reconocimiento al hombre, a ese hombre que supo llegar al corazón de cada venezolano.

Acotó estar sorprendida por lo amplio del rincón, el cual describió "está lleno de cariño, contiene momentos muy especiales de mi padre, fotos familiares, sus cantantes, hay de todo, está muy bien hecho, con mucho cariño, con muy buen gusto".

"El Rincón de Billo" tiene entre sus coloridas paredes históricas imágenes y artículos que trasladan a más de uno a los grandes bailes y fiestas familiares en las que la música de Billo Frómeta y su orquesta, siempre eran los protagonistas de las reuniones.